Electroforesis capilar

Técnico Responsable

Javier Gutierrez Reguera       javier.gutierrez.reguera@uva.es

Tlf: 983.184097

Campus de Valladolid

Principios de la técnica

La electroforesis capilar es una técnica analítica de separación que se basa en la diferente velocidad de desplazamiento que tienen las distintas proteínas en el seno de un medio líquido, contenido en un tubo capilar, al someterlas a la acción de un campo eléctrico.

La separación se lleva a cabo en un tubo capilar (diámetro interno, d.i., 10 - 75 μm; longitud 20 - 100 cm), generalmente hecho de sílice fundida, que se llena con el tampón que constituye el medio de separación (BGE) a partir de los viales situados en los extremos del capilar.

La muestra, contenida en otro vial, se introduce por uno de los extremos del capilar reemplazando en el momento de la inyección uno de los viales de tampón por el vial de muestra y aplicando en él una pequeña sobrepresión o un pequeño voltaje. El campo eléctrico necesario para llevar a cabo la separación se consigue conectando una fuente de alimentación de alto voltaje (10.000 - 30.000 voltios, corrientes de 5 - 100 microamperios) a los extremos del capilar de separación a través de los viales de tampón.

La monitorización de la separación se lleva a cabo en columna, es decir colocando un detector en un punto del capilar de análisis situado generalmente antes del extremo de salida de éste. Un ordenador se encarga del control de la instrumentación y de la adquisición y tratamiento de los datos suministrados por el detector.

Algunas de las principales características de esta técnica son:


  • Elevada rapidez de análisis: Los tiempos de separación son generalmente de varias decenas de minutos.
  • Elevada eficacia de separación: En los análisis de proteínas suelen obtenerse eficacias en torno a los 10.000-100.000 platos teóricos por metro de columna, dependiendo de la proteína a analizar y de las condiciones de separación. 
  • Pequeños volúmenes de muestra: En cada separación de utilizan unos pocos (10 – 50) nanolitros de muestra.
  • La total automatización del análisis: Los instrumentos de electroforesis capilar permiten llevar a cabo los análisis sin la constante atención del operador.

Aplicaciones

En el área biomédica, se puede emplear la Electroforesis Capilar en el campo de las proteínas, Péptidos, ADN, análisis de líquidos de perfusión, monitorización de drogas, marcadores genéticos tumorales y neuroquímicos.

En farmacia se emplea para control de calidad de productos farmacéuticos y biotecnológicos, fármacos de quimioterapia y de estructura quiral.

En la industria alimentaria se aplica al fraccionamiento y cuantificación de aminoácidos, hidratos de carbono, ácidos orgánicos, aditivos y contaminantes.

En control ambiental permite la identificación de contaminantes y de sus metabolitos, pesticidas, metales pesados e hidrocarburos.

En industrias químicas: baños de chapado, ensayos de garantía de calidad

Equipos

Agilent 7100 Capillary Electrophoresis System 

Intrumento de EC con un sistema de presion programable, electrocinética de -30 a 30 kV, automuestreador/colector de fraccciones de 50 posiciones y control de temperatura externo por baño de agua (entre 10ºcy 40ºC). Cuenta con un detector de array de diodos UV-Vis (190-600nm), con resolución de 1nm y tiempo de respuesta de entre 0.0025 a 10s.


Universidad de Valladolid
Laboratorio de Técnicas Instrumentales
Edificio I+D Campus Miguel Delibes
Paseo de Belén nº11, 47011. Valladolid 47011 Teléfono: 983.42.34.75
Parque Científico UVA
Desarrollado por Logiciel
Alojamiento Bip Asesoría Tecnológica